miércoles, 23 de agosto de 2017

Vecinas Cotillas

Instagram: @irenelorurb

Geranios, balcones, ojos en todos los rincones, 
rumores, conversaciones, sillas frente a los portones, 
mirada astuta que ve el peligro donde nadie más lo ve,
pelo cardado y delantal arremangado,
siempre preparada para avistar los pecados, 
disponible para cualquier recién llegado,
guía turística y archivo del padrón actualizado
¿Qué sería del barrio sin tus cuidados?

martes, 22 de agosto de 2017

Pedazos de algo mayor


Instagram: @irenelorurb


Arrastro los pies para que la arena los envuelva, y así sentir el contraste entre la fresca brisa de la mañana y la cálida arena.

Ando hasta llegar al mar, donde la gélida agua limpia mis pies y me provoca un escalofrío que eriza mi cuerpo de abajo a arriba y me hace exhalar y tomar aire con fuerza para recuperar el aliento, una ola de viento mece mis cabellos y empuja mi cuerpo, el mar ruge frente a mi y me invita a invadirlo, doy un par de pasos y noto bajo mis pies algo más que arena, bajo la cristalina agua semienterradas hay piedras de todos los colores: pizarra, granate, rosa pálido, verde, amarillo, blanco; y de todas las formas: laminadas, puntiagudas, suaves, ovaladas, rugosas, deformes y talladas, alguna concha aparece de vez en cuando. Mi atención se centra en todas ellas, pedazos de algo mayor.

Camino por la orilla, recogiéndolas y observándolas a la luz del vergonzoso sol que se oculta tras las nubes que vienen y van. Comienzo recogiéndolas prácticamente todas, pero mis manos no son lo suficiente grandes para poder llevar tantas, tengo que ser más selectiva, así que me deshago de las que veo repetidas por toda la orilla y de las más grandes, estas aprovecho para lanzarlas al mar, como cuando tiraba cantos rodados a un lago intentando que fueran dando botes y llegarán lo más lejos posible, cada vez que lanzo una nueva piedra siento que me voy deshaciendo de mis preocupaciones, de mis molestos miedos, y cuando examino de nuevo las pequeñas y preciosas piedras que van quedando en mis manos, siento que me quedo con la mejor de cada color y forma.

Como en la vida, las preocupaciones nos parecen tan grandes que no dejan espacio para todas esas pequeñas y bellas cosas que nos hacen sentir bien. Estar preocupado no te ayudará a deshacerte del origen de tus preocupaciones; sentirte bien te ayudará a encarar mejor cada gran piedra en tu camino.

sábado, 5 de marzo de 2016

Monasterio de Pedralbes y Alrededores

En uno de esos días en que decido perderme por algún rincón todavía desconocido para mi, en uno de esos momentos en que necesito sentir que me he perdido para encontrarme a mi misma llegue a este apacible lugar de Barcelona, en el corazón del barrio de Pedralbes.





















lunes, 29 de febrero de 2016

Glòries - El lugar para darles un merecido estreno a mis maravillosas botas

El 28 de enero fui acompaña de A a visitar la Torre Agbar y toda la zona de Glòries de Barcelona, en la que todavía no había estado. Me gusto el aire desenfadado y metropolitano que tiene todo el alrededor. El mercadillo de los Encants con su techo acristalado dota a la zona de una luz muy "moderna", no sabría cómo explicarlo. 

Es una concentración de cosas que para mi sólo tienen las grandes ciudades, por una parte, el mercadillo en el que puedes encontrar super gangas y casi de todo (aunque aquel día estaba cerrado), el museo de diseño de Barcelona con su llamativa estructura, la Torre Agbar (esto habla por sí mismo), el pequeño lago artificial junto al museo, los parques que rodean la zona, el tranvía atravesando todo este paisaje, ... Todo muy metropolitano como andaba diciendo.

Agrego un par de fotos que hice aquel día. 

Museo y Torre Agbar


El contraste es evidente

Ahí estamos A y yo

Tiene cierto aspecto de nave espacial

La honorífica presentación de mis nuevas botas



No pude resistirme al contraste del suelo, con las botas y mis jeans

Ella siempre tan protagonista

Y por último mis botas de nuevo
Disfrutad mucho, disfrutad con cada paso que deis, posad con fuerza vuestros pies en cada paso, disfrutad de la caminata.

Besitos.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Embalse de la Cierva

Nada mejor que pasar el día de Navidad con mi padre perdiéndonos en los lugares más bonitos y con más encanto de Murcia. 

Uno de ellos, el Embalse de la Cierva, cerca de Mula. 










Paseos por Barcelona

Me encanta perderme por las maravillas que esconde Barcelona, su diversidad, su elegancia, su masividad, sus aires burgueses, sus rincones más artísticos. Estoy enamorada de esta ciudad. 

Exposición de coches antiguos junto a Montjuic


Ginkgo Biloba


En el jardín botánico histórico

Cerca del mercado de Sant Antoni

domingo, 29 de noviembre de 2015

Diente de león

Quiero perderme en el maravilloso calor que desprende tu cuerpo, quiero encontrarte en todos mis huecos, que cualquiera de mis heridas sangrantes con tus besos se cubran y sanen; que cuando me pierda en mi laberíntico pensamiento, me rescates y no dejes lugar para ningún oscuro recuerdo; que ocupes mi cama y la conviertas en un sueño en el que todas mis fatigas encuentren el consuelo.
Quiero desearte aún cuando ya te tengo, descubrirte cada día, encontrarte en el espejo recorriendo mi cuerpo, repasando con tus dedos dónde perdiste la noción del tiempo, besándome y robándome cada aliento hasta que me deshiciste como un diente de león al viento.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Barcelona

¡Hola, hola caracola!

¡Al fin he vuelto! Esto ya me recuerda al relato del niño que decía que venía el lobo, y cuando vino de verdad ya nadie le creía.

A ver, ahora es más que probable que vuelva para quedarme y es que, tengo mucho que compartir.

Mi vida ha cambiado notoriamente en este 2015 que, ¡cómo no!, si lleva un 5, el 5 es mi número por excelencia y es el número de la velocidad y el cambio.... Estaba claro lo que iba a venir.

Trabajo, vivo y disfruto de Barcelona desde Julio. Y como los cambios son un ejemplo intenso de la vida misma, pues han habido cosas buenas y no tan buenas, pero en conclusión, la vida me trata bien.

Hoy he cumplido uno de mis sueños más longevos, uno de los que me acompaña desde hace más tiempo, algo que me ha entusiasmado en secreto desde chiquitica, la fotografía.

¡Por fin tengo una cámara con la que aprender a ver más allá! Y soy  muy feliz por ello, va a suponer un esfuerzo económico, pero estoy segura de que me traerá momentos muy bonitos.

El primero esta noche con Abraham en las fuentes de Montjuic.

Este post ya no será con fotos ajenas y de otras personas (gracias todos estos años por dejarme utilizar vuestras fotos, señores desconocidos). Este será con fotos made in Irene.

Sé que no son muy buenas, pero con el tiempo mejorarán, como el buen vino.

Espero venir para quedarme.

Un besito adorables criaturas.